Gracias Antonio

Foto carné

Con este periódico entre las manos, uno mira al pasado y afloran los recuerdos. Ahora que se marca el punto final de una etapa en Viva Jaén, no se entiende el mismo sin tener presente a quien ha sido su director desde los inicios: Antonio Garrido.

   Permítanme ustedes la licencia, pero no me queda otra que agradecerle tantas cosas a lo largo de casi esta década que ustedes vienen disfrutando de un periódico que en su momento nació siendo diferente, y así ha seguido siendo.

   Por ser un periódico sencillo, modesto, muy apegado a la ciudadanía y que acabó familiarizándose con el día a día de los jienenses. Su carácter gratuito hizo que estuviera al alcance de todos desde primera hora del día, distribuido de un rincón a otro de la ciudad. La redacción que hasta hace no mucho fue la casa donde cada día, con esfuerzo, se obraba el milagro de sacar a la calle el periódico, era algo así como un pequeño taller en el que entre unos y otros, sumando voluntades se conseguía dar vida al Viva Jaén. Y al frente de todos, cada noche, cuando la vida de nuestra ciudad se iba apagando, marchaba el último su Director, independientemente de la hora que marcase el reloj haciendo cierto aquello de que el periodismo no tiene horas.

  De la extensa trayectoria periodística de Antonio Garrido, sólo me ha dado tiempo a conocer de forma muy cercana esta última en la que ha sido el alma de Viva Jaén. Y desde la mesa de su despacho en la antigua redacción del periódico, en Bernabé Soriano, le he visto infinidad de veces reírse, alegrarse, preocuparse y enfadarse…con Jaén. Siempre Jaén. Porque desde la posición privilegiada que un medio de comunicación ofrece para observar la ciudad en la que se vive, él conocía de primera mano la realidad jienense y en estos últimos años en que precisamente Jaén anda sumido en una especie de declive, a través del periódico ha procurado aportar su granito de arena y cantar nuestras virtudes, dar la voz de alarma cuando fuera necesario o criticar lo que no está bien, con el temple y el convencimiento en lo que se cree justo y necesario.

  He aprendido mucho de él, es innegable. Pero sobre todo si algo destaco es que supo contagiarme la voluntad de ayudar siempre a nuestra ciudad desde las mínimas posibilidades que uno tenga, no dejándose llevar por el pasotismo y de ello, precisamente, dan fe las páginas de este periódico en el que todos los colectivos de Jaén que tuvieran una iniciativa que sumara esfuerzos por engrandecer a Jaén, siempre tuvieron un rincón que les diera voz. Y les tengo que reconocer, en ese sentido, que siempre mostró una gran sensibilidad hacia la Fiesta de los toros y tuvo claro que lo taurino, por su importancia, no debía ignorarse en las páginas de Viva Jaén.

   Han pasado ya más de ocho años desde que confió en mí, por entonces un estudiante universitario de poco más de veinte años, para hacerme cargo de la tribuna taurina de este periódico desde entonces hasta hoy, lo más dignamente posible.

  A Antonio Garrido mi reconocimiento, mi admiración y mi agradecimiento.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ponce,25 años

enrique-ponce

Sostiene mi padre la teoría que cuando Enrique Ponce diga de marcharse definitivamente de los ruedos, será entonces cuando comience a reconocerse la dimensión de lo que en ellos ha conseguido en todo este tiempo.

  Veinticinco años de alternativa, que se dice pronto. Y mientras algunos agoreros sugieren que ya está bien por su parte y hace tiempo que debía haberse marchado yo en cambio no encuentro el momento de poner fin a una trayectoria a la que sinceramente pienso que no se le divisa la cima de su  límite.  La semana pasada en su plaza de Valencia nuevamente otra tarde impresionante donde demostró por enésima vez la capacidad infinita de su tauromaquia y la raza de un figurón que a estas alturas es capaz de salir a arrear como quien empieza y anda canino en el toreo. El percance que le ha reventado la clavícula llegó tras entregarse de verdad en la suerte suprema, al todo o nada. Y la imagen, marchando sereno sin un mínimo gesto de queja por el inmenso dolor, camino de la enfermería con la satisfacción del triunfo pese al precio de la cornada, impresiona.

  Es, con mucha diferencia, el torero al que más veces he visto en mi vida. Una foto junto a él en  una novillada en Navas de San Juan a finales de los ochenta quizás certifique la primera vez que lo ví torear cuando yo era un niño muy pequeño. Precisamente esto me ha permitido siempre reafirmarme en mi convencimiento de lo que Ponce supone en la tauromaquia actual cada vez que en una espontánea conversación no ha faltado el detractor de turno, que aferrado a tópicos mil veces repetidos y a veces carentes de fondo, se afanaba en denostar a un torero de época. Porque lo que él ha conseguido en el toreo muy pocos lo han logrado, estadísticas al margen.

  Y sepan ustedes, dicho sea de paso, que Enrique Ponce es el torero que más ha toreado en nuestra ciudad a lo largo de toda su historia. Porque ni en la antigua plaza ni en el Coso de la Alameda actual, ha habido un diestro que haya hecho el paseíllo tantísimas veces como él. Desde becerrista a matador de toros. Tanto en San Lucas, el Domingo de Ramos, la Virgen de la Capilla o festejos atemporales como la corrida de la inauguración de la cubierta o incluso la corrida de Expoliva, a lo que hay que sumar evidentemente el tradicional festival a beneficio de la Asociación de la lucha contra el Cáncer, el cual no puede entenderse sin él. De ello da fe el edificio que se consiguió edificar y que hoy día es la sede, convirtiéndose uno de sus laterales en la calle Enrique Ponce. La primera que se dedicó a este torero nacido en el pueblo valenciano de Chiva, forjado taurinamente en tierras de Jaén desde que viniera a Navas de San Juan a vivir, cuando muy pocos podían imaginarse que se convertiría en el grandioso torero que con el tiempo ha sido y es.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Mostrando nuestro cine

Alatriste

Me sorprende muy positivamente la constante actividad que en torno al mundo del cine se genera en Jaén a lo largo del año. Todo ello partiendo de la base que nuestra ciudad ha visto desaparecer sus salas del casco urbano, lentamente o quizás no tanto, de forma que a día de hoy ver una película en cartelera en Jaén pasa por bajar forzosamente al multicines del Centro Comercial La Loma.

  Hace dos años cuando viví un corto período de tiempo en Madrid, la tentación de entrar a una sala de cine siempre me asaltaba. Entre otras cosas porque a diario tenía que cruzar la Gran Vía y a mi paso por el Cine Capitol raro el día que no había un estreno por todo lo alto y aquello se percibía en la calle. El cine al alcance de nuestra mano.

  Quizás por eso, precisamente, tiene sentido la Muestra de Cine Inédito que anualmente se celebra en Jaén. Por cómo se plantea y por lo mucho que ofrece y cuya razón de ser radica en hacer un esfuerzo por ofrecernos aquellos títulos que en su debido tiempo y forma no nos llegaron. Algo lógico en una provincia que por muy cruce de caminos que sea, parece ser periferia de tantas cosas que aquí no hay ni se disfrutan. Y el cine, evidentemente, no iba a ser una excepción.

  Admito que en la medida de mis posibilidades otros años he procurado asistir a esta cita. Igual que a los Encuentros con el Cine Español. No era un asiduo, pero siempre que podía, acudía, y  guardo el entrañable recuerdo de haber podido saludar y conversar con el ya fallecido Manuel Alexandre y en ese instante tener la sensación de estar frente al “Anticuario” de “Los ladrones van a la oficina”.

   Tanto la Muestra de Cine Inédito como los Encuentros han logrado con el paso del tiempo que el nombre de Jaén tenga un hueco dentro del sector del séptimo arte e incluso venir a Jaén a participar en los Encuentros antes de la gala de los Goya se ha convertido en un talismán. Y si no que se lo digan a Pablo Berger con su película “Blancanieves”, con un peculiar trasfondo taurino. Precisamente, revisando el cine taurino encontramos varios títulos que tienen la provincia de Jaén como escenario. En Sabiote se rodó “La Becerrada”, en Baeza “Aprendiendo a morir” y “Nuevo en esta plaza” en Linares, donde precisamente como ustedes comprenderán transcurre parte del argumento de la horrorosa película sobre la vida de “Manolete” …donde a pesar de existir el escenario real y muchas cosas más, fue rodada en Sanlúcar de Barrameda. Cosa que sigo sin entender.

  Recientemente Úbeda y Baeza brillaron con luz propia en “Alatriste”, y Lopera y Andújar ambientaban la versión cinematográfica de “La Mula” de Eslava Galán. Ejemplo de que Jaén puede ser el marco, real o ficticio, para dar rienda suelta a la magia del cine.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Aceitunada

aceitunada

Que la provincia de Jaén cuente con su propia bandera es algo que no me disgusta, sobre todo si eso ayuda a crear o reforzar una identidad cómo es la de sentirse orgulloso de ser de Jaén por igual, de un extremo a otro de esta provincia tan pintoresca como es la nuestra. Porque francamente, párense a reflexionar si se parecen en algo uno de Siles y un torrecampeño, o uno de Pozo Alcón con un arjonero. Poco o nada en común, pero tanto los unos como los otros son de la misma tierra.

  Pero la bandera que como tal pretende la Diputación que sea nuestra enseña provincial no me termina de convencer. Aún no se ha izado en el mástil del balcón de la Plaza de San Francisco y ya ondea con polémica en el sentir de los jienenses. De un lado porque muchas voces apuntan que se ha pegado un pisotón  a una bandera provincial que como tal existe y de otro porque en el diseño de la misma no se atiende a criterios heráldicos lógicos, pero sobre todo por el color verde aceitoso que a nadie gusta y que únicamente se fundamenta en que es verde porque verde son los olivos de Jaén y por eso algunos ya se refieren a ella como la bandera aceitunada.

   Ni yo he visto hasta ahora la supuesta bandera provincial que sí aparece desde hace mucho tiempo en la Wikipedia, ni tengo el más mínimo conocimiento de heráldica, pero sí les reconozco que la bandera nueva o inventada es prácticamente la misma que la de la Tuna Universitaria de Distrito de Jaén, y esto si que lo digo con conocimiento de causa, y si no, aguarden al Lunes Santo en la Merced para fijarse bien. Salvando distancias y exceptuando el detalle de la figura del Santo Rostro en el medio…la bandera es prácticamente la misma.Y esa bandera no es nueva pues data de inicios de los noventa.

   Quizás, precisamente, el hecho de inventarse una bandera cuando nadie lo ha pedido es una de las razones que más han motivado la polémica que se ha suscitado, sobre todo teniendo en cuenta que la aprobación de la misma llega justo en el momento en el que el paro bajo en toda España y en Jaén en cambio sube. De esta forma, un gesto que en otro momento a lo mejor se hubiera recibido con simpatía ha provocado rechazo e indignación.

  La provincia de Jaén, en estos momentos no necesita una bandera que nos identifique a todos y nos haga sentirnos orgullosos de ser de donde somos si cuando salimos a la calle vemos, como yo con mis propios ojos he visto, a gorrillas (que nunca ha habido) en las inmediaciones del hospital junto al que vivo. A un coche blanco con un cartón pegado con fixo al techo, aparentando ser un taxi cutre y precario ofreciendo un servicio que no es profesional, o una furgoneta anunciando fruta a viva voz por el Gran Eje mientras los dependientes de una tienda de barrio de toda la vida lo observan resignados desde su comercio si es que aún sobrevive y no ha colgado el cartel de se vende o se alquila.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La guitarra más especial

PACO DE LUCIAweb

El ensayo iba tocando a su fin, y por alguna razón aquel día varios compañeros, mayores, de la rondalla del colegio ocuparon la parte central de la sala mientras los profesores rogaban máxima atención. Se hizo el silencio y despacio, muy despacio, unos comenzaron a bordonear y el resto a acompañarles con el ritmo. Los más pequeños nos quedamos atónitos ante aquello que estábamos escuchando, que en nada se parecía al chin chin pum al que estábamos acostumbrados en aquellas guitarras que a nuestros escasos ocho o nueve años ocultaban nuestros menudos cuerpos porque eran casi más grandes que nosotros.

   Pocos meses después, de casualidad, descubrí una cinta de cassette de Paco de Lucía en una estantería de mi casa. La curiosidad me llevó a querer escucharla y me llevé una sorpresa enorme cuando empezó a sonar “Entre dos aguas” y reconocí rápidamente que se trataba de aquella canción que me había fascinado algún tiempo atrás oyéndosela, a su modo, a los más mayores del Colegio. A partir de aquel momento raro era el día que no dedicaba algunos minutos a escuchar la canción una y otra vez, rebobinando la cinta hacia el principio…

   No sólo descubrí una canción impresionante. También a un músico que me resultaba enigmático, porque acompañándose simplemente de una guitarra creaba una música mágica y al que poco a poco fui admirando. Quizás en eso tenga mucho que ver el hecho que cada año por Navidad justo antes de entrar en el Puerto de Algeciras, el monumento a Paco de Lucía que entonces se encontraba en la Avenida de la Constitución, marcaba el fin del viaje. Aquel monumento me impresionaba tanto entonces como ahora, en su actual ubicación dando la bienvenida a quienes vienen de Tarifa, situado en un pedestal enorme que realza aún más su figura justo en el rincón donde nace Europa, donde en las mismas aguas, se saludan dos continentes tan cercanos como diferentes, unidos a mi tierra materna, que es Ceuta, por el estrecho.

  Lo admiré, y me he quedado con ganas de haberlo visto en directo. Del concierto que dio en Granada hace unos años, aquellos que lo vieron todavía nos siguen dando envidia. Paco de Lucía se ha ido en la víspera del día de Andalucía, y en Algeciras quizás sea de los sitios donde más arraigado encuentro ese sentimiento y prueba de ello es que siempre sonaba el último día de feria en su Coso de Las Palomas.

  La vida me dio la oportunidad de conocer una ciudad (porque tiene mucho de ciudad) más allá del puerto de su bahía y al recorrerla, del Rinconcillo hasta la playa de Getares, la figura de Paco de Lucía se hace omnipresente  en cada rincón. Los “especiales”, veneraban con orgullo a quien universalizó el flamenco a través de la guitarra y en su despedida, atravesando la Plaza Alta hacia la Iglesia de la Virgen de la Palma los algecireños han dado una lección de cómo se despide a un genio universal. El último adiós a la guitarra más “especial”.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Un hombre de plata

Días atrás nos dejaba Juan Luis Valdés. Paisano de Paquirri, pues nació en Zahara de los Atunes, su vida es digna de ser conocida por plural y polifacética. También por su intensidad, pues vistió de luces y eso evidentemente marca la identidad de las personas que han salido de casa para jugarse la vida en un ruedo una tarde sí y otra también.

   Marchó de Cádiz a Madrid y allí se codeó con todo el toreo de la época que por entonces tenía en la Plaza de Santa Ana su punto de encuentro, haciendo que en cada uno de los confines de la Plaza se hablase de toros pues allí se daban cita profesionales y gente del toro, siendo posible a veces salir de allí colocado en una cuadrilla para una fecha próxima. De aquello sólo queda la cervecería “La Alemana”, donde los partidarios de Dominguín se concentraban partiendo de la base que el propio Luis Miguel frecuentaba aquello.

   Al residir en Madrid se prodigó en las plazas del Tiétar o lo que es igual: el “valle del terror”.Allí donde el que quiere ser torero se curte obligadamente por enfrentarse a reses de un trapío pavoroso. Y en esos años compaginó el toreo con el cine al intervenir como especialista en escenas complicadas en películas tan conocidas como “Doctor Zhivago” o “La caída del imperio romano”

   Eficaz capotero en la brega, ágil banderillero y certero con la puntilla. Toreó con figuras del toreo de entonces pero lo curioso y llamativo en él es que se enroló en la troupe que conformaba el mejor espectáculo cómico taurino de la historia como ha sido, es y será “El Bombero Torero”. Así, actuando como torero de plata en la siempre necesaria parte seria de este espectáculo pisó todas las plazas de España y fue de esta manera como llegó a Jaén, donde se quedó y formó su familia junto a Capi Pérez, hija del recordado taurino local Pepe Pérez.

   En Jaén trabajó en la Diputación, siendo por ello muy conocido entre los jiennenses por su simpatía. Me cuenta Salvador Santoro que compartir un rato de tertulia con él era sinónimo de disfrute por lo mucho vivido en los ruedos y la sabiduría acumulada durante tantos años.

   Desde aquí modestamente un recuerdo a quien habiendo nacido en el extremo opuesto de Andalucía acabó siendo un jienense más, pero distinto al resto por el simple hecho de haber sido torero. Algo al alcance de unos pocos y si su nombre figura entre las páginas del Cossío evidentemente será por algo.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ver el papel

 

aparcamientoPSOE

Tras imprimir la demanda, creí que toda ella estaba correctamente redactada. Apenas llevaba escasos días incorporado al despacho tras finalizar la carrera. A priori, todo estaba en orden…menos la fecha del año en curso bajo el suplico de la demanda, ya que por inercia  había puesto la del año recién finalizado. Sólo por eso, recibí mi primera bronca seguido de una frase tan sentenciosa como fue: “Niño, apréndete que al papel como a la mujer hasta el culo le has de ver”. Aquello, lo juro, me dejó a cuadros. Por lo ordinario que me resultó y porque no entendí lo que quería decir que no era otra cosa que los documentos hay que leérselos en su totalidad cuantas veces sea preciso para evitar que se nos escape cualquier dato o detalle por mínimo que este sea.

  Fue una de las primeras cosas que aprendí en mis inicios como abogado. Desde entonces hasta hoy lo he oído mil y una veces, en boca de muchos e incluso de muchas (profesionales del Derecho, me refiero). Por decir esto mismo ante los medios de comunicación a Miguel Ángel García Anguita le han llovido críticas a cascoporro y le han tachado de machista y mil cosas más. Por ello se ha disculpado e incluso ha tenido que aclarar que se trata de una expresión propia del mundo del que procede, el jurídico, y ante eso la concejal socialista Carmen Guerrero (así lo recogían las páginas de este mismo Diario días atrás) decía que “muchos licenciados en Derecho no hemos oído esa expresión en la vida”. Evidentemente que esto no se oye así como así en una clase de Derecho Romano o Mercantil. Claro que no. Pero como más arriba manifiesto, a mí y a muchos esto no resulta desconocido para nuestros oídos, y francamente por ser en la puerta de una sede judicial, con un auto entre las manos sostenido por quien en otra etapa de su vida ejerció como abogado es algo que no me sorprende. Dicho sea para que además de soez o vulgar no le dejen por mentiroso.

   Muy distinto es que lo dijera como político que es y representando a un partido, quedando por ello peor que Joaquín Rodríguez (…más conocido como “Cagancho”) en la Plaza de Toros de Almagro. A fin de cuentas, esto quedará en anécdota. Lo verdaderamente triste es que nuestros políticos anden a la gresca un día sí y otro también, arrojándose acusaciones de todo tipo y esquivando sus respectivas responsabilidades para atribuírselas al contrario. Las de ayer, las de hoy y las del mañana. Y  mientras, así pasan los días en una ciudad cada vez más sumida en el tancredismo social y sobre todo económico.

   Lo sucedido recientemente con los falsos informes del estado de las fuentes de la ciudad es lamentable por no decir intolerable, y menos cuando se aspira a gobernar una ciudad desde la oposición haciendo uso de tan malas artes. Al lado de lo sucedido con García Anguita la pasada semana eso sí que es para echarse las manos a la cabeza. Eso sí que es para escandalizarse y ese sí que es un papel que hay que ver hasta el fondo. El que ustedes desempeñan y el modus operandi del que se sirven a consta de lo que sea. Porque sin ir más lejos hacerse una foto sonriente junto a un aparcamiento de Playmobil en el Bulevar, tomándoselo a bufa, mientras en la otra punta de la ciudad se han dejado uno a medio construir en La Alameda…es no tener ni diez minutos de decencia.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Foto: Manuel Bejar – Ideal

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Zapato de plata

Zapato de plata

Podían haber escogido el inmenso campo charro. O Extremadura, con un pujante panorama ganadero parejo al presente esplendoroso que taurinamente viven. Pero no, un año más y ya van doce (más uno) , volvieron a Guarromán desde La Rioja los organizadores del bolsín taurino “Zapato de Plata” de Arnedo, bautizado así por mi amigo Luis Miguel Parrado, paisano nuestro de Andújar, en la revista 6 Toros 6 justo cuando este bolsín comenzaba a fraguarse y que viene a ser el hermano menor del más importante certamen de novilleros que se celebra en todo el Planeta de los Toros.

 El campo bravo de Jaén es el escenario preliminar de esta cita, pues aquí un año tras otro se vienen celebrando las tientas de selección del mismo. Tres días, tres ganaderías, tres tentaderos y casi una treintena de aspirantes a darlo todo por ser figuras del toreo llegados desde todos los rincones de España, Francia e incluso México. Deténganse un minuto escaso a reflexionar en lo que esto significa. Yo se lo digo: con el toro como excusa se potencia y desarrolla la economía de nuestra provincia.

  Con epicentro en el Hotel “La Mezquita” de Guarromán, un tropel de gente recorre las entrañas de nuestra tierra a través de un campo bravo que causa asombro cuando lo conocen y que en cambio aquí parece que aún no somos capaces de valorar. Y todo ello en un fin de semana tan horrendo como el que hemos vivido y que indudablemente ha condicionado estos tentaderos pues no en vano hubo de suspenderse el previsto en la ganadería de Román Sorando, en Andújar, siendo reemplazado in extremis por la ganadería de “Los Rodeos”, en Zocueca donde por culpa de la lluvia dos novilleros se quedaron sin tentar sus vacas y cortar de raíz la tienta porque el crecimiento del río que rodea la finca ponía en peligro que se quedasen aislados. Mucho frío, viento y barro en las plazas de tientas con lo que eso supone para el juego de las becerras desde que el viernes en “Navarredonda”,de Giménez Indarte, en Baños de la Encina comenzara la selección hasta el pasado domingo en “Guadalmena”, en Santisteban del Puerto, donde concluyó.

   De entre todos los aspirantes, dos jienenses: Adrián Grande, de Jódar, y Daniel García, de Vilches. Dos representantes de la cantera de esta tierra que sigue sin agotarse y vuelve a lanzar jóvenes con ansias de triunfar en el mundo más difícil. Fueron sólo dos, pero hay bastantes más en Jaén. Lo mismo cabe decir de las ganaderías, que siendo solamente tres lamento que luego precisamente no sean divisas de Jaén las que lidien en la plaza riojana en cualquiera de sus dos convocatorias.

  Un año más vienen desde La Rioja a poner en valor un tesoro que tenemos y lo hacen justo cuando va a cumplirse un año de la declaración de la Fiesta de los Toros como Patrimonio Inmaterial de la provincia de Jaén por parte de la Diputación. Y desde entonces ¿Aquí se ha hecho algo?

 

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Don Luis, el Sabio

Luis-Aragones

En Padua, ciudad de Italia donde estuve de Erasmus, una mañana cerca de nuestra Facultad se formó un gran revuelo. Se cortaron las calles, se extremó la vigilancia y todo el entorno se llenó de gente. Preguntamos y nos informaron que aquello era porque iban a hacer un homenaje “al Lipi” y a mí irremediablemente no se me ocurrió otra cosa que pensar en un banderillero sevillano al que conocí en un festival en la portátil de Arjona. Evidentemente a él no le iban a hacer un homenaje desde un balcón del célebre Café Pedrocchi de Padua…sino realmente se trataba de Marcelo Lippi, el que fuera entrenador de la selección italiana de fútbol tras haberse proclamado campeones del mundo.

  Durante un rato disfrutamos de un ambiente que envidiábamos viendo tanto italiano disfrutando con bufandas de “La Azzurra” dando por hecho que nosotros por mucho que España fuera una potencia deportiva, jamás viviríamos algo así con el fútbol de por medio. Unos cuantos meses más tarde aquel incrédulo pensamiento se convirtió en una realidad gracias a un gol de Fernando Torres en Viena. Él fue ejecutor del hecho que todos soñábamos pero creíamos imposible y posible fue gracias a Luis Aragonés, que unificó bajo un mismo color a lo mejor de nuestro fútbol, a pesar de que Raúl no acudiera convocado con lo que aquello supuso entonces.

   Ahí nació el espíritu de “la Roja”, que dicho sea de pasa no me gusta denominar así a un equipo que siempre conocimos como la selección o simplemente España, que es lo que éramos, somos y seremos. Un triunfo deportivo que revertió en nuestra sociedad, cuando la crisis comenzaba a pegar bocados en un país que aquellos días demostró que en Bilbao o en Barcelona pueden verse banderas españolas colgadas de un balcón y en manos de un ciudadano.

   Recuerdo a Luis Aragonés puesto en pie en la banda del Estadio de La Victoria el año de su estreno, dejándose la voz en dirigir a su Atleti mientras los jienenses se guaseaban coreando “Ea, ea, ea…el abuelo se cabrea”. Cosas del fútbol en esta ciudad.

  Aquella imagen, de un anciano en chándal, rebosando carácter y genio no me dejó indiferente desde la distancia del Fondo en que me encontraba.

  Le llamaban “Zapatones”, pero también el “Sabio de Hortaleza”, como si fuera un cantaor o un torero (fue muy partidario de Antoñete). Su experiencia como trotamundos de nuestro fútbol, primero como jugador, luego como entrenador, fue acumulada y transformada en sabiduría al servicio del deporte de la pelota. Por eso, cuando el destino le puso en suerte ser el seleccionador nacional, al mismo tiempo se estraba fraguando la oportunidad de comenzar a escribir una historia gloriosa que con él se inició y ojalá no se acabé.

   Ha muerto y se pierde su persona,pero no su espíritu. El de la lucha, el coraje, la raza que él inculcaba a los suyos, a los nuestros. La de salir a ganar, a ganar y a volver a ganar.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Desconocidos

Pasó Fitur, la cita obligada anual que a inicios de año hace subir a Madrid a nuestras instituciones a promocionarnos, a los empresarios a promocionarse y entre todos a  poner en valor los tesoros que nuestra tierra esconde. En definitiva se trata de gritar que Jaén existe.

   Esto mismo dije públicamente, porque me salió de dentro, el día en que Jaén se quedó a un suspiro de celebrar el ascenso a segunda división contra el Villarreal B previo al partido ante las cámaras de Canal Sur y el micrófono de Andalucía Directo que sujetaba mi amiga María Luisa Fontecha, atacada de los nervios en los exteriores del Nuevo La Victoria. Ni era entonces ni soy ahora el más indicado para valorar un partido del Real Jaén, pero ya que ella me pidió hacerle un quite yo resolví la situación reivindicando tal cosa. La reacción posterior de amigos y conocidos fue sorprendente por positiva comprendiendo que aquello era un pensamiento y un sentir unánime.

  Un año o dos más tarde,  hice un curso en la Facultad de Periodismo de Sevilla, coincidiendo que clausuraba María del Mar Moreno aquello. Al término, y tras contar y cantar lo necesario que resulta tener una televisión para todos los andaluces, del mismo modo en el turno de preguntas concedido a los alumnos no dudé en preguntarle que siendo ella de Jaén, como un servidor, si podría decirme ¿Por qué somos los jienenses los que menos salimos, con mucha diferencia, en Canal Sur? La carcajada de la sala fue monumental, pero a ella se le cambió el color de la cara. Una alumna torrecampeña que había allí se acercó hasta mí para decirme que lo que había preguntado era una verdad como un castillo.

  Y precisamente durante esa semana no hubo un solo día que alguien me dijera que siendo andaluz no ha estado nunca en Jaén. O que es la única provincia andaluza que le falta por conocer. Esta situación me ha ocurrido muchas veces y seguro que a ustedes también. Y es triste, porque ya no es sólo ver que siendo como somos la puerta de Andalucía por aquí pasan muchos sin detenerse un segundo sino que de nosotros y de nuestra identidad se conoce más bien poco hasta el punto que cuesta creer que somos andaluces porque no respondemos a la imagen que por ejemplo desde Canal Sur se proyecta.

  Este mismo año lo he podido comprobar unas pocas veces en viajes puntuales que he tenido que hacer. Basta con compartir un rato de charla con gente de cualquier punto de la península para cerciorarse que de Jaén se sabe poco, de lo positivo menos y de lo escandaloso más, porque de un tiempo a esta parte es más fácil que nuestra provincia salga en la primera parte del programa gente – la de los sucesos- o que se nos conozca en todo el país por un tranvía que no llega a ningún lado que por méritos que apenas tienen cabida en los informativos.

   La realidad me ha demostrado con el tiempo que Jaén, a quien nos visita, sorprende e incluso hasta cautiva. Lo malo es que las comunicaciones sean tan pésimas para llegar hasta aquí y sobre todo que el desconocimiento en el exterior impida ver lo mucho y bueno que esta Jaén posee.

Publicado hoy en  el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario