Sanmarqueros

Dos fiestas religiosas de forma simultánea este fin de semana han llenado de vida nuestra provincia. De Sierra Morena a la Sierra de Segura.

   La Virgen de la Cabeza en Andújar, San Marcos en Beas de Segura y Arroyo del Ojanco. Al cerro del Cabezo no he subido en romería a pesar de las muchas oportunidades que año tras año se me presentan. Tengo por costumbre, y además lo prefiero, acudir en septiembre cuando el sonido de la berrea estalla en el silencio de la Sierra de Andújar, en la antesala de una nueva temporada bajo la protección de la Virgen, patrona de los monteros. Y a la ida o la vuelta, pero siempre, hacerlo por los caminos que llevan a Navalcardo recordando a quienes ya se nos marcharon hace un tiempo en la familia.

  Romería, la de la Cabeza, de fama internacional y de sobra conocida. En cambio bastante menos se conoce en nuestra propia provincia de lo que es y supone la Fiesta de San Marcos, que en Beas de Segura y también en Arroyo del Ojanco se vive con una pasión desatada. He tenido la suerte de conocerla y les puedo asegurar que se trata de una de las celebraciones más espectaculares que he presenciado. La unión de religión y tauromaquia de una forma tal que cuesta explicar a quien no la ha vivido. Una explosión de sensaciones que van desde el riesgo y la emoción hasta la fe y el hermanamiento, donde se cuida y se respeta al toro más que en ningún sitio por mucho que haya quien no lo quiera ver así e incluso se tergiverse una realidad. Y digo esto porque lo he vivido en primera persona.

  Precisamente, esta fiesta tiene parte de su razón de ser en que los toros que se corrían por las calles de Beas eran aquellos que durante todo el año los propios vecinos del pueblo criaban y mantenían en su campo. Imposiciones absurdas del reglamento impiden desde hace años que esto sea así, y todo aquel toro que ensogado y con aparejo se suelte a las calles  ha de ser apuntillado sin solución de regresar de nuevo al campo. Es deseo de los sanmarqueros desterrar de su fiesta esta obligación y recobrar algo que forma parte de su seña de identidad. Ojalá se consiga, porque con ello va el espíritu de una fiesta taurina popular que causa admiración a quienes la conocen y que hace precisamente más plural la forma que los jienenses tenemos de vivir la fiesta de los toros frente al resto de Andalucía.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s