Justicia previo pago de su importe

 

Digital image

Recientemente el Colegio de Abogados de Jaén a través de su Decano y otros miembros de la Junta de Gobierno, así como personal del propio Colegio comparecían en rueda de prensa para presentar la memoria colegial del pasado año y de paso hacer balance.

Aumento progresivo de nuevas colegiaciones, algo que ustedes mismos pueden constatar cada cierto tiempo los viernes con las juras de nuevos letrados (hasta diez en un mismo día). Intensa actividad colegial de todo tipo y sobre todo, el estado en el que se encuentra la justicia gratuita en Jaén. Analizada desde el perspectiva de quien la solicita –la ciudadanía- y quienes ofrecen ese servicio, con esfuerzo y sacrificio, como son los abogados.

La solicitud de acceso a la Justicia Gratuita se ha disparado. De un lado por la angustia económica que estamos viviendo y que en Jaén tiene asfixiada a la población. De otro, por el tasazo judicial al que el Ministro Gallardón nos ha sometido, cuya eficacia y sentido aún me sigo cuestionando y que ha hecho que muchas personas se piensen más de una, dos y hasta tres veces si iniciar un procedimiento judicial o no…previo pago de su importe. Como si de una tómbola se tratase, donde uno paga por jugar y luego ya le sonreirá la suerte o no.

Su supuesto sentido financiador de la justicia gratuita ha quedado demostrado que no existe. No es el efecto que han conseguido. Han logrado otro peor como es que acabe, como vulgarmente se dice “costando más el collar que el perro”. Y afirmo esto tras haberlo vivido recientemente de forma muy directa en un procedimiento en el que se reclamaba una cantidad a la administración por un importe bastante considerable a consecuencia de las pérdidas económicas que un establecimiento sufrió, y finalmente en el fallo sólo se reconoce el derecho a percibir lo equivalente a la tasa administrativa que en su día, ya de por sí, se tuvo que abonar para poder ocupar la vía pública.

Así pues, acudes al Juzgado a reclamar por un perjuicio ocasionado. Pagas tu correspondiente tasa por ello y al final te encuentras con que se condena al contrario a que te abone una cantidad un poquito superior al precio que marca en un escaparate la biografía de Belén Esteban…

Una realidad. Y no olvidemos que acudir a la Justicia a veces no es un capricho, sino una absoluta necesidad.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s