Gracias Antonio

Foto carné

Con este periódico entre las manos, uno mira al pasado y afloran los recuerdos. Ahora que se marca el punto final de una etapa en Viva Jaén, no se entiende el mismo sin tener presente a quien ha sido su director desde los inicios: Antonio Garrido.

   Permítanme ustedes la licencia, pero no me queda otra que agradecerle tantas cosas a lo largo de casi esta década que ustedes vienen disfrutando de un periódico que en su momento nació siendo diferente, y así ha seguido siendo.

   Por ser un periódico sencillo, modesto, muy apegado a la ciudadanía y que acabó familiarizándose con el día a día de los jienenses. Su carácter gratuito hizo que estuviera al alcance de todos desde primera hora del día, distribuido de un rincón a otro de la ciudad. La redacción que hasta hace no mucho fue la casa donde cada día, con esfuerzo, se obraba el milagro de sacar a la calle el periódico, era algo así como un pequeño taller en el que entre unos y otros, sumando voluntades se conseguía dar vida al Viva Jaén. Y al frente de todos, cada noche, cuando la vida de nuestra ciudad se iba apagando, marchaba el último su Director, independientemente de la hora que marcase el reloj haciendo cierto aquello de que el periodismo no tiene horas.

  De la extensa trayectoria periodística de Antonio Garrido, sólo me ha dado tiempo a conocer de forma muy cercana esta última en la que ha sido el alma de Viva Jaén. Y desde la mesa de su despacho en la antigua redacción del periódico, en Bernabé Soriano, le he visto infinidad de veces reírse, alegrarse, preocuparse y enfadarse…con Jaén. Siempre Jaén. Porque desde la posición privilegiada que un medio de comunicación ofrece para observar la ciudad en la que se vive, él conocía de primera mano la realidad jienense y en estos últimos años en que precisamente Jaén anda sumido en una especie de declive, a través del periódico ha procurado aportar su granito de arena y cantar nuestras virtudes, dar la voz de alarma cuando fuera necesario o criticar lo que no está bien, con el temple y el convencimiento en lo que se cree justo y necesario.

  He aprendido mucho de él, es innegable. Pero sobre todo si algo destaco es que supo contagiarme la voluntad de ayudar siempre a nuestra ciudad desde las mínimas posibilidades que uno tenga, no dejándose llevar por el pasotismo y de ello, precisamente, dan fe las páginas de este periódico en el que todos los colectivos de Jaén que tuvieran una iniciativa que sumara esfuerzos por engrandecer a Jaén, siempre tuvieron un rincón que les diera voz. Y les tengo que reconocer, en ese sentido, que siempre mostró una gran sensibilidad hacia la Fiesta de los toros y tuvo claro que lo taurino, por su importancia, no debía ignorarse en las páginas de Viva Jaén.

   Han pasado ya más de ocho años desde que confió en mí, por entonces un estudiante universitario de poco más de veinte años, para hacerme cargo de la tribuna taurina de este periódico desde entonces hasta hoy, lo más dignamente posible.

  A Antonio Garrido mi reconocimiento, mi admiración y mi agradecimiento.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s