Jaén nunca se rinde

Jaénnuncaserindeweb

Fue quizás en La Balastera, campo del Palencia, donde por vez primera se desplegó aquella pancarta con el rotundo mensaje de “Jaén nunca se rinde”. Mi amigo Tonino, incansable de Orgullo Lagarto, lo sabrá mejor que yo indudablemente. Él y los suyos, fieles del equipo blanco jugase donde jugase hicieron que aquella proclama se haya transformado en todo un emblema, pero también en un espíritu que ha ido creciendo en estos años de continuas aspiraciones al entrar en la liguilla de ascenso por junio y que ha calado muy hondo en la filosofía blanca de sentir el fútbol en Jaén, como lo demuestra que cada domingo miles de bufandas se anuden en las gargantas de los jienenses para gritar todas a una aquello que llevan escrito.

   El camino hasta llegar a la segunda división no ha sido fácil. Nadie dijo que lo pudiera ser y hasta el último suspiro, el corazón en un puño, y Gaitán como héroe salvador. Aferrados a esta fe, se ha conseguido. La fe ciega en el esfuerzo, la lucha, el sacrificio, ilusión desbordante y como bien dice la letra del himno compuesto por Luis Cabeza y musicado por el Maestro Sapena : tesón.

   El ejemplo de lo logrado por el Real Jaén debe repercutir en nuestra sociedad, y dejar de ser vagón de cola de tantas cosas. Ignorada y olvidada por las administraciones, conformista sempiterna. Donde el tiempo no avanza, sino que se arrastra lentamente, y los proyectos, lejos de materializarse se estancan mientras nuestros políticos se enzarzan en discusiones del y tú más, echándose unos a otros las culpas como si de una pelota de tenis de mesa se tratase.

  Entrando a comparar, a riesgo de ser criticado y crucificado, le encuentro similitud con el celebérrimo “manque pierda” verdiblanco. Este mensaje, nacido de las entrañas de la afición de La Victoria debería ser perfectamente extrapolable al día a día de nuestra ciudad, para que sirva como estímulo. Ahora que vivimos una racha en la que asistimos con frecuencia a la inauguración de monolitos de todo tipo, si yo fuera el alcalde no dudaba un segundo en dedicar uno bien grande a la entrada de nuestra ciudad. Intermedio entre La Victoria y el inicio de nuestras calles, para perpetuar con letras de oro este sentimiento que ha aupado hacia la gloria a nuestro nonagenario equipo, campeón hoy más que nunca haciendo cierta la última estrofa de su himno, y siendo además nuestro Real Jaén más jaenero. Orgullo y ejemplo para los jienenses.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s