Treinta años de Tuna

“Me siento un hombre feliz porque he sido tres cosas en esta vida que no están alcance de cualquier español:padre, Presidente del Gobierno y tuno”. Esta afirmación se atribuye a Adolfo Suárez y exceptuando las dos primeras experiencias, comparto con  él la tercera. Fue pandereta de la Universitaria de Salamanca, al igual que el recordado crítico taurino Alfonso Navalón, que en otra época pasó por la misma Tuna siendo también pandero. Como ellos, como mi padre y como mis tíos, seguí sus pasos y puedo afirmar que más allá de los estudios universitarios y evidentemente mis amigos, lo mejor que me ha podido regalar la Universidad ha sido mi paso por la Tuna. Y lo digo a boca llena.

  “Ser tuno, pertenecer a la Tuna es un auténtico privilegio”.Aquello que “Seguidillas” me vino a decir en aquel inolvidable certamen de Oviedo de 2005, cuando entramos de novatos, es algo que tiempo después volvió a decirme “Frankie”, y “Blanquita”, y Sixto Pedro y tantos otros compañeros. El paso de los años se ha encargado de demostrarme con creces que estaban en lo cierto. Ser feliz mientras haces felices a los demás o emocionarte al ver emocionarse a un anciano español que emigró a Europa siendo joven, como me ocurrió en Croacia una vez.

  Música, aventuras por el mundo, diversión, compañerismo y Universidad. Todo eso y mucho más es lo que he vivido en estos años atrás y al igual que yo, todos mis compañeros. Por eso tenemos motivos de sobra para celebrar tres décadas ininterrumpidas de la Tuna Universitaria de Distrito de Jaén. Paradójicamente, más antigua incluso que la propia Universidad de Jaén ya que nació al mismo tiempo que el desaparecido Colegio Universitario. Aquellos que dieron pie al nacimiento de esta Tuna, los que participaron en el recordado programa “Gente Joven” de TVE, los que organizaron los certámenes “Santo Reino” y  cantaron a la Virgen de las Lágrimas por primera vez bajo el impulso de mi tío Diego Figueroa, se subirán el próximo jueves 27 de diciembre al escenario del Nuevo Teatro Infanta Leonor y con ellos todos los que después hemos continuado con la beca verde sobre el pecho. Y esta Tuna  que ha recorrido el mundo entero con su música y ha logrado más de un centenar de premios (que dicho sea de paso debería la Universidad enorgullecerse más de ellos) volverá a actuar ante su público, ante su gente. Y volverá a cantar sus canciones, aquellas que han sonado en tantas madrugadas de ronda, en los bares y por qué no decirlo, en la BBC (bodas, bautizos y comuniones) durante estos treinta años.

  Apúntenlo en la agenda y no se lo pierdan, porque de lo contrario se arrepentirán, se lo digo yo, y porque el esfuerzo y la ilusión que en esta fecha han puesto mis compañeros bien merece el más fuerte de los aplausos.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s