Aquí se muere de verdad

No se me van de la cabeza las imágenes del percance de Padilla en Zaragoza.

   De lo más duro que he podido ver en toda mi vida como aficionado.

  Padilla, batallador y gladiador de los ruedos. Él ha olido a pino varias veces, según sus propias palabras. Su cuerpo es una auténtica carretera de cicatrices como no hay otra igual en el toreo: Pamplona, San Sebastián, Huesca…Cornalones de caballo.

  Ese cuerpo cosido a cicatrices y su pundonor han hecho de él un torero al que siempre he tenido mucho, mucho, mucho respeto. Y admiración, porque tras pasar trances verdaderamente duros siempre me ha resultado admirable su filosofía de vida: disfrutar en lo posible en esta vida, porque en cualquier momento el toro te puede quitar de enmedio porque aquí se muere de verdad.

  Todo mi ánimo al Ciclón de Jerez, Juan José Padilla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s