Vía verde

Los veranos tienen para mí mucho de Vía Verde. Hace, quizás, unos seis años que descubrí esta maravilla que tiene su inicio allá por Las Fuentezuelas.

  Un espacio para el ejercicio al aire libre acorde con las condiciones de cada uno. Kilómetros por los que despacharse a gusto. Y como cada verano, en cuanto he podido, por allí me he dejado caer. Once kilómetros me eché en lo alto, unos pocos corriendo y el resto, que fueron más, andando.

  Dicho sea de paso, por allí aquel memorable verano del 2005, tarde tras tarde Durán y yo nos pateábamos aquel campo hablando de toros. De Gallito y Belmonte, de Ponce y José Tomás. Por momentos, nos creíamos maletillas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s