Evocando a Compay, por un día

Y cuando menos lo esperaba volví a subirme de nuevo a un escenario con un bombo leguero a tocar la “Zamba de las Tolderías”. Eso y una cueca fueron excepción dentro una puntual actuación en la que nos despachamos a gusto tirando del repertorio de Compay Segundo y derivados.

  Sucedión en Mengíbar y creo, así lo parece, que de forma pasajera. El tiempo dirá si este grupo se oficializa y vuelvo a ser habitual de los escenarios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s