El camino de Emilio

EmilioRecientemente estuve en Santiago de Compostela hace ahora un mes y medio aproximadamente. Volví a Santiago prácticamente una década después de haber recorrido sus calles en el que fue nuestro viaje de estudios con el que decíamos adiós al colegio.

  Era la tercera vez que viajaba a Santiago y al igual que en las anteriores ocasiones, volví de nuevo con el pensamiento de algún día hacer el Camino. Es casi inevitable que ese deseo no se te presente justo en el momento en que pisas la Plaza del Obradoiro para contemplar ante ti, majestuosa, la Catedral y a tu alrededor mires por donde mires sólo aciertas a encontrarte peregrinos que desde los puntos más diversos del planeta han llegado hasta allí para encontrarse ante el Apóstol.

  Hace ahora casi un mes partió desde nuestra Plaza de Santa María un jiennense: Emilio Revuelta Colomo. Lo conozco desde que éramos niños porque vivimos en la misma calle y cada día cuando íbamos o volvíamos de clase, en Maristas, raro era el día en que no coincidíamos y acabamos terminando nuestro mismo camino juntos. Y siempre hablando de toros, la afición que nos unía y nos une, y que nosotros apenas podíamos compartir con otros niños de nuestra edad.

  La mochila de Emilio fue dejando atrás las calles de Jaén aquel 3 de junio y a día de hoy se encuentra a medio camino entre las provincias de Cáceres y Salamanca. Más de 500 kilómetros lleva recorridos a pie y narrados día a día en  Ibayodeperegrino.es , una web que expresamente para la ocasión ha creado. Y conociendo como conozco a Emilio, si ha roto el anonimato de su aventura y la discreción que lo caracteriza es por la causa que le ha empujado a hacer el Camino de Santiago a pie desde Jaén, en solitario, durante aproximadamente mes y medio: para recaudar fondos para el Banco de Alimentos de Jaén.

  Muchas han sido las personas que se han volcado con él y con la causa patrocinando cada tramo de su periplo. Una iniciativa ejemplar y admirable llevada a cabo por un jiennense generoso que ha querido aprovechar sus vacaciones para ayudar a los demás.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Foto: ibayodeperegrino.es

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Vuelve Joselito

JOSELITO

 

Ahora que todas las miradas andan puestas en Brasil, donde los próximos días la futbolitis del mundial nos absorberá permanentemente con lo que la selección española haga o deje de hacer dentro y fuera de los estadios, permítanme que desvíe la atención hacia Francia.

   En Istres, un pequeño pueblo relativamente cerca de Marsella, reaparece el domingo “Joselito”. Torero de toreros por no decir un torerazo, para muchos de los aficionados de hoy fue uno de nuestros ídolos cuando éramos niños mientras otros tenían en un pedestal a Induráin o Butragueño.  Una de las máximas figuras del toreo y sin duda, un diestro clave para entender el toreo de finales del Siglo XX.

   Su historia personal, con una infancia durísima, es tremenda. Su historia taurina, grandiosa. Sucedió al “Yiyo”, recogiendo su testigo y erigiéndose en la gran figura salida de la Escuela “Marcial Lalanda” de Madrid. Alternativa precoz en La Malagueta con apenas dieciséis años, la grave cornada  de un Peñajara en el San Isidro del año siguiente, casi le cuesta la vida. Después, toda la década de los noventa para marcar un tiempo en el toreo.

  Una tarde marcaría su carrera: la encerrona goyesca del 2 de mayo del 96. Aquella tarde descubrí lo que un hombre vestido de luces puede llegar a hacer en solitario frente a seis toros. La televisión amplió y magnificó la grandeza de todo lo que aquello supuso pues todo el mundo pudo verlo y ahora, pasado el tiempo, la copia del dvd de esa tarde sigue pasando de unas manos a otras. Y nosotros volvemos a frotarnos los ojos ante lo que ha sido, creo yo, lo más cerca que se ha estado de la perfección en el toreo.

  Diez años después de abandonar los ruedos, vuelve. ¿Por qué vuelven los toreros? Así se titulaba un libro escrito por Conchita Cintrón. Cabe preguntarse, ¿Por qué vuelve Joselito? Para apagar la puntual sensación de volver a pasar miedo y sentirse torero. Solamente eso.

  El toro le ha dado todo en la vida: la fama y la riqueza. Ahora ha volcado la suya propia en criar toros como ganadero. Varios amigos hemos removido cielo y tierra para estar presentes allí al final de esta semana para ser testigos de la vuelta de aquel torero que nos marcó. Nuestro deseo, no será cumplido pues rápidamente se agotaron las entradas y tuvimos que desistir en nuestro empeño de hacer una auténtica locura, con miles de kilómetros de por medio, para volver a ver a aquel hombre que en la calle parece un rebelde sin causa, lleno de chulería madrileña y un empaque, que lo mires por donde lo mires sabes que es un torero. Y de los grandes.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Recuerdos del Bodegón

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Entré a una tienda de comestibles, seguí los pasos de mi padre y no nos detuvimos ante el mostrador. Continuamos hacia adelante y cuando me quise dar cuenta estábamos en una taberna. Miré hacia atrás y volví a mirar hacia el fondo. Dudé y me extrañé. Al mismo tiempo estaba en una tienda y en una taberna. Aquello me gustó.

  Así descubrí “El Bodegón”, casi sin darme cuenta y desde entonces comencé a prodigarme por allí cuando con diecisiete años lo normal entonces era ir al “Guanche” o al “Respiro” Pero a nosotros nos gustaba los sábados dejarnos caer por allí, ponernos grana y oro de queso y estirar hasta el infinito los diez euros que entre todos reuníamos. Entre aperos de labranza, sillas de enea, viejos carteles de toros de un tiempo que no viví, junto a otros más recientes que nos gustaba recordar porque los habíamos presenciado…y polvorientos botellines de Alcázar de todos los tipos. No nos importaba que dejasen abierta la jaula y de un extremo a otro de la barra el jilguero o el canario se pasease, tan pancho, ante nuestros ojos. Es más, aquello le daba solera al “Bodegón”.

  Una vez, al terminar los exámenes de junio del colegio, mi amigo Juan Carlos Tirado y yo nos fuimos para allá…”a despejar la mente tras el examen”. Lo que hicimos fue hincharnos de mortadela con aceitunas y si no llega a ser porque en casa nos habían echado los tres avisos, aún estaríamos allí. Otra vez, una vecina me pidió el favor de llevarme de tapas a un estadounidense de intercambio que tenían en casa. Me entregó 20 euros con el ruego de devolverlo impregnado de la cultura gastronómica de nuestros bares. Yo aquello me lo tomé muy en serio y aunque el muchacho de Alabama y yo nos entendíamos lo justo, en “El Bodegón” el anteriormente referido se puso fino de bocadillos de jamón y salchichón Sendra. Y yo de asesor en la materia, tan contento.

  Tiempo después el negocio dio un giro de 180º en manos de Ángel Millán. El local se transformó, y se sacó de la manga un nuevo espacio multiescénico de esos que tantísimo hacen falta en Jaén. Aquel negro tocando la trompeta que pintó una mañana su sobrina Inés Millán, reflejaba la nueva identidad del sitio: un espacio para la música en directo. Nosotros nos adaptamos al cambio y pasamos de beber coca colas a compartir litros que reforzábamos con todo aquello que arriba comprábamos. Consecuentemente, de allí no nos sacaba nadie. Y así mucha gente, pues se convirtió en un sitio de referencia en Jaén que gustaba y sorprendía a los amigos que venían de fuera a visitarnos.

  Con el cierre del “Bodegón” nuevamente se pierde otra seña de identidad de Jaén. Y a la vez, muchos recuerdos vividos en un sitio diferente, imposibles de vivir en otro lugar porque como este local nunca habrá otro igual.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

* La única foto personal que he encontrado de mi paso por El Bodegón es esta foto tan curiosa que hizo el Pelillos un día que estuvimos allí con la Tuna.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Tres jienenses en San Isidro

Screenshot_2014-05-20-08-32-50-1

Madrid por mayo se convierte en epicentro de la fiesta de los toros cuando llega San Isidro. Este año los carteles de la feria anuncian el nombre de tres jienenses y eso, es noticia. Debemos remontarnos en el tiempo varias décadas atrás para volver a encontrar al menos una terna de toreros de Jaén anunciados en la feria más importante de la temporada.

  Tenemos que ser conscientes de lo mucho que significa que a lo largo de un extenso mes de toros, haya una triple presencia de diestros jienenses porque en Las Ventas, por San Isidro, no entra cualquiera y si Curro Díaz, Alberto Lamelas y José Carlos Venegas han sido contratados…por algo será.

  Curro Díaz sabe lo que es hacer el paseíllo en esta feria. Es un torero admirado por el público madrileño y Las Ventas, para él, una plaza que le ha dado mucho y le estimula cada vez que cruza su ruedo.

  Alberto Lamelas y José Carlos Venegas, por su parte tienen ante sí la oportunidad de sus vidas. Lamelas recoge la recompensa de haber dado un serio toque de atención el pasado agosto en su confirmación y precisamente para confirmar alternativa está anunciado Venegas. Ambos se presentarán en la plaza que todo lo da, convertida en exigente tribunal que en cuestión de dos horas puede relanzar sus carreras si la suerte les acompaña en cada uno de sus toros. Lamelas lo hará con una corrida de Peñajara el próximo domingo. Venegas, ante la de Cuadri. Dos compromisos, dos retos por delante y una esperanza que trasciende la suya propia y contagia a una afición, la de la provincia de Jaén, que tiene depositada toda su ilusión en tres torerazos que demostrarán en Las Ventas que en Jaén también tenemos toreros que merecen sitio en los carteles y una capacidad fuera de toda dudas.

  Jaén, que anda escasa de ídolos propios a los que admirar tiene en un torero de Linares, otro de Cortijos Nuevos y otro de Beas de Segura la posibilidad de encontrar en ellos los héroes que nos faltan en nuestros días, pues son los toreros los únicos héroes que nos quedan en nuestro tiempo.

  Sus triunfos, de producirse, deben tener igual repercursión o mayor incluso, que aquella que se le brinda a otros jienenses que destacan por mínimo que sea en cualquier parcela deportiva o escénica, por el simple hecho de producirse en la primera plaza del mundo.

  Son paisanos. Son jienenses. Son los toreros de Jaén. A los tres, mucha suerte en San Isidro.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ilusión por un día

articulos-67320

Un murmullo, unas voces, un ruido que no resultaba desagradable se hacía cada vez más cercano. Mi curiosidad crecía y dejé de hacer aquello que yo estuviera haciendo. La intriga me llevó a asomarme a mi terraza para despejar una incógnita. Desde lejos se veía venir en dirección contraria al sentido de la calle un pequeño grupo de niños algo más mayores que yo, portando sobre sus hombros un palé con flores y una cruz de madera con una mantilla.

   Serían quizás ocho niños. Uno caminaba de espaldas dándole instrucciones a ellos y otro grupo acompañaba aporreando unas cajas de detergente como si fueran tambores. Iban formando un auténtico alboroto, provocando que a su paso todos los vecinos salieran al balcón o se encaramasen a su ventana. Sinceramente no entendía nada, pero sí supe identificar lo que estaba viendo.

  Así, de esta forma, descubrí la tradición de las procesiones infantiles de nuestra ciudad. No he participado nunca en ellas, quizás porque no me surgió posibilidad, aunque me hubiera gustado. Este año me las perdí, pero siempre en la medida de lo posible he procurado acudir a verlas.

Me gustan las procesiones infantiles por la ilusión que crean entre los niños que por un día se sienten costaleros o capataces, mantillas o incluso guardia civiles. Por el gusto y el cariño que se le pone a cada uno de los detalles, que por mínimo que sea, hace grande esta tradición. Por el respeto y la elegancia con que todos cuantos participan, lo hacen, dando lo mejor de sí mismo. Porque muchos participan con lo poco que tienen, con modestia pero cargados de originalidad. Y porque constituyen un vivero de vocaciones para el futuro de la Semana Santa de Jaén.

  Hace unos años en Huelva conocí a un grupo de jóvenes de mi edad que vivían de forma entusiasta su semana de Pasión. Les hablé de las procesiones infantiles de Jaén y quedaron con ganas de conocerlas. No se imaginaban algo así y eso me hizo pensar que quizás, debemos estar en Jaén más que orgullosos de contar con una semana santa en miniatura.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

JT nunca ha toreado aquí

image

José Tomás volvió a torear el pasado fin de semana y lo hizo en Juriquilla, una de las dos plazas con que cuenta la ciudad de Querétaro (allí donde Butragueño le metió cuatro a Dinamarca en el mundial del 86) y con un aforo menor que el de las plazas de Martos, Baeza, Úbeda o Villacarrillo. Volvió a los ruedos en México, país donde se fraguó como novillero, tomó la alternativa y casi pierde la vida en la plaza de Aguascalientes hace ahora dos años. Por la amistad que le une a Fernando Ochoa, que se retiraba.

  Un torero grandioso al que cuesta un auténtico esfuerzo poder verlo torear en una plaza por todo cuanto rodea cada una de sus tardes. Amigos míos, aficionados como la copa de un pino, no lo han visto torear jamás en directo. Otros, en cambio, que no son aficionados, fueron hasta Granada, Málaga, Córdoba, y por supuesto Linares para verlo torear, sin recordar pasado el tiempo con quien compartía cartel o el ganado con que se anunció, pero alardeando de haberlo visto e incluso mostrándote la entrada y a ser posible vacilando lo mucho que había pagado por ella.

  Ahora se anuncia para el próximo Corpus de Granada su primer paseíllo en España en el 2014 y ya me están achicharrando el teléfono para que les busque entradas. Me niego a considerar una temporada como tal las tres o cuatro tardes que pueda torear, porque mientras casi todo el escalafón anda a duras penas intentando hacerse un sitio en los carteles, comenzar el año sin haber pisado Valencia en Fallas, Sevilla y Las Ventas, acomodado en carteles donde su figura sobresale y rehuyendo verse ante divisas exigentes, sumado a un control excesivo de su imagen en la lidia…me decepciona.

  Precisamente, su negativa a dejarse televisar es lo que priva que toda una generación de aficionados pueda admirarlo. A mí no se me olvida aquella Beneficencia del 98, que televisada (cuando TVE no estaba acomplejada) me impactó tanto que me enganché a su toreo, viéndolo las pocas veces que lo pude ver a finales de los noventa. Y digo pocas porque JT nunca ha toreado aquí…de luces. Intenten buscar algún cartel que anuncie a José Tomás en Jaén, porque no lo encontrarán. Ni un solo paseíllo en San Lucas ni cualquier otra fecha lo anunció en la Plaza de Toros de Jaén.

Solamente toreó aquí una vez. Fue el 12 de marzo del 95, lo hizo como novillero en el festival homenaje a Joselito Marín, y de ello tan sólo dan fe las crónicas y fotos de aquel día pues sustituía a Víctor Puerto. Así pues, no existe algún cartel que anuncie que José Tomás haya toreado alguna vez en Jaén. Y hoy por hoy, dudo mucho que eso pueda suceder algún día.

Publicado ayer en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Sanmarqueros

Dos fiestas religiosas de forma simultánea este fin de semana han llenado de vida nuestra provincia. De Sierra Morena a la Sierra de Segura.

   La Virgen de la Cabeza en Andújar, San Marcos en Beas de Segura y Arroyo del Ojanco. Al cerro del Cabezo no he subido en romería a pesar de las muchas oportunidades que año tras año se me presentan. Tengo por costumbre, y además lo prefiero, acudir en septiembre cuando el sonido de la berrea estalla en el silencio de la Sierra de Andújar, en la antesala de una nueva temporada bajo la protección de la Virgen, patrona de los monteros. Y a la ida o la vuelta, pero siempre, hacerlo por los caminos que llevan a Navalcardo recordando a quienes ya se nos marcharon hace un tiempo en la familia.

  Romería, la de la Cabeza, de fama internacional y de sobra conocida. En cambio bastante menos se conoce en nuestra propia provincia de lo que es y supone la Fiesta de San Marcos, que en Beas de Segura y también en Arroyo del Ojanco se vive con una pasión desatada. He tenido la suerte de conocerla y les puedo asegurar que se trata de una de las celebraciones más espectaculares que he presenciado. La unión de religión y tauromaquia de una forma tal que cuesta explicar a quien no la ha vivido. Una explosión de sensaciones que van desde el riesgo y la emoción hasta la fe y el hermanamiento, donde se cuida y se respeta al toro más que en ningún sitio por mucho que haya quien no lo quiera ver así e incluso se tergiverse una realidad. Y digo esto porque lo he vivido en primera persona.

  Precisamente, esta fiesta tiene parte de su razón de ser en que los toros que se corrían por las calles de Beas eran aquellos que durante todo el año los propios vecinos del pueblo criaban y mantenían en su campo. Imposiciones absurdas del reglamento impiden desde hace años que esto sea así, y todo aquel toro que ensogado y con aparejo se suelte a las calles  ha de ser apuntillado sin solución de regresar de nuevo al campo. Es deseo de los sanmarqueros desterrar de su fiesta esta obligación y recobrar algo que forma parte de su seña de identidad. Ojalá se consiga, porque con ello va el espíritu de una fiesta taurina popular que causa admiración a quienes la conocen y que hace precisamente más plural la forma que los jienenses tenemos de vivir la fiesta de los toros frente al resto de Andalucía.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Un señor de Pegalajar

Prácticamente desperté el martes santo con la triste noticia de la pérdida de Antonio Valverde, y la satisfacción de haber disfrutado plenamente de nuestra Semana Santa, apenas horas antes como quien dice, se empañaba y ya no fue igual el resto del día.

Llegaba la noticia a mis padres encontrándose en San Pedro de Alcántara donde no hace mucho, precisamente, coincidíamos su familia y la nuestra en Guadalmina alta hará dos veranos. Y allí en territorio casi exclusivo de madrileños y vascos, dos familias de Jaén que se encuentran sorpresivamente se hacen notar sobre todo si el afecto es palpable. Y más todavía habiendo un pegalajeño entre medias, y a Antonio Valverde se le notaba a kilómetros en su carácter que era de Pegalajar, donde incluso llegó a ser alcalde durante un tiempo.

   Pero si yo por algo lo recuerdo, especialmente, es porque era el Presidente…ni más ni menos que de la comunidad de vecinos donde un servidor se ha criado. Con el tiempo he aprendido que ese papel es un mochuelo que puede caerle a uno a veces casi sin remediarlo y no precisamente por gusto, pero a la corta edad de un niño de cinco o seis años, el Presidente de la comunidad además de ser una autoridad era también toda una institución, y Antonio Valverde entre nosotros lo era. Por eso, cuando llegaba el verano y se organizaban juegos y campeonatos para nosotros, recibir una medalla o un diploma te hacía sentir feliz y hasta importante si era él quien personalmente, puesto en pie, te hacía la entrega y te estrechaba la mano para darte la enhorabuena por tu éxito. Entonces tú no te cambiabas por nadie en unas fiestas de convivencia que por desgracia ya se han perdido.

Veterinario de profesión, en un tiempo en el que en Jaén los veterinarios se contaban con los dedos de las manos. Ejerció como tal, en multitud de festejos taurinos de toda la provincia perteneciendo a los distintos equipos veterinarios siempre indispensables en las tardes de toros, una labor que caló en la afición de sus hijos, e incluso de sus nietos, pues a Manu es fácil encontrárselo en algún tendido del Coso de la Alameda cuando hay toros en Jaén.

Precisamente por su labor como veterinario hace muy poco la Peña Oliva y Oro, con sus hijos Jane y Luisca al frente, lo nombraba “Socio de Honor”, en un acto íntimo, familiar pero sobre todo inesperado para él –fue una sorpresa- recibiendo un empujón de energía y vitalidad. Una satisfacción enorme. La misma que yo me llevé aquel día cuando mi padre regresó a casa narrándome aquello y trasladándome una confesión que Antonio le había hecho: era lector habitual de Viva Jaén y seguidor de esta columna.

Así pues, permítanme tener un recuerdo a tan insigne “partidario”, agradeciéndole tan buenos momentos llenos de cariño en mi infancia. Un especial abrazo a la familia Valverde.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una tradición exportada

_DSC0334Cuanto ustedes estén leyendo estas líneas, pocas horas antes la Cofradía de los Estudiantes habrá concluído  su estación de penitencia en un año en el que su recorrido habrá concluído subiendo por Almendros Alguilar. Pero horas antes, tras tres panderetazos de un servidor de ustedes, las voces de “Pepino”,”Seguidillas”,”Insulino”, “Gordo” y “Listillo” habrán roto el silencio de la Plaza de la Merced tras cantar “Virgen de amor”, “Flor marchita” (del jiennense Nicolás Colodro) y  “Jaenera salerosa” viviéndose uno de los momentos más llamativos y a la vez particulares de la Semana Santa de Jaén como es la salida de la Virgen de las Lágrimas el Lunes Santo.


De aquella primera vez en que los tunos de Jaén cantaron a la Virgen han pasado más de treinta años y ello, ha pasado de ser un hecho insólito y casi propio de nuestra semana de pasión a convertirse en un tradición exportada pues sorprende saber,  y más aún, conocer que en cada vez más ciudades hay tunas que cantan a imágenes en procesiones.


Sucede en Almería con la Universitaria. Ocurre en Granada con su  Tuna del Distrito. En Alicante sin ir más lejos los miembros de la Tuna de Derecho directamente portan sobre sus hombros a una Virgen en el segundo turno de una procesión en la que precisamente estudiantes de Derecho les preceden, convirtiendo la imagen en algo verdaderamente llamativo…y en Oviedo, nuestros amigos de una Tuna de tanta solera como es la Universitaria hacen    lo propio desde hace muy poquitos años tras haber conocido de primera mano con nosotros, nuestra tradición, quedando realmente sorprendidos.


Precisamente, dicho sea de paso, la relación que une a la Cofradía de los Estudiantes con la Tuna Universitaria cada año va a más y no sólo queda en el momento en que la Tuna canta en la Merced cada Lunes Santo. En las capas de casi todos nosotros luce una cinta con el escudo de la Cofradía y una sola palabra “Estudiantes”.


Nuestra bandera, ondea al viento con el escudo de Jaén sobre un fondo verde olivo (ciertamente parecida la bandera inventada por la Diputación como ya advertí recientemente) mientras que por su otra cara el escudo de la Cofradía se hace presente allí donde la Tuna de Jaén ha llevado su cantar. Y aún, todavía, algunos viejos tunos  siguen manteniendo la vieja tradición de subir a la Merced con el fajín que la Cofradía les regaló hace casi treinta años.


A ellos, mi reconocimiento. A Diego Figueroa Hortelano, mi perpetuo recuerdo y homenaje, de este, su sobrino.

Publicado hoy en el Diario Viva Jaén

Foto: Juande Ortiz

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Justicia previo pago de su importe

 

Digital image

Recientemente el Colegio de Abogados de Jaén a través de su Decano y otros miembros de la Junta de Gobierno, así como personal del propio Colegio comparecían en rueda de prensa para presentar la memoria colegial del pasado año y de paso hacer balance.

Aumento progresivo de nuevas colegiaciones, algo que ustedes mismos pueden constatar cada cierto tiempo los viernes con las juras de nuevos letrados (hasta diez en un mismo día). Intensa actividad colegial de todo tipo y sobre todo, el estado en el que se encuentra la justicia gratuita en Jaén. Analizada desde el perspectiva de quien la solicita –la ciudadanía- y quienes ofrecen ese servicio, con esfuerzo y sacrificio, como son los abogados.

La solicitud de acceso a la Justicia Gratuita se ha disparado. De un lado por la angustia económica que estamos viviendo y que en Jaén tiene asfixiada a la población. De otro, por el tasazo judicial al que el Ministro Gallardón nos ha sometido, cuya eficacia y sentido aún me sigo cuestionando y que ha hecho que muchas personas se piensen más de una, dos y hasta tres veces si iniciar un procedimiento judicial o no…previo pago de su importe. Como si de una tómbola se tratase, donde uno paga por jugar y luego ya le sonreirá la suerte o no.

Su supuesto sentido financiador de la justicia gratuita ha quedado demostrado que no existe. No es el efecto que han conseguido. Han logrado otro peor como es que acabe, como vulgarmente se dice “costando más el collar que el perro”. Y afirmo esto tras haberlo vivido recientemente de forma muy directa en un procedimiento en el que se reclamaba una cantidad a la administración por un importe bastante considerable a consecuencia de las pérdidas económicas que un establecimiento sufrió, y finalmente en el fallo sólo se reconoce el derecho a percibir lo equivalente a la tasa administrativa que en su día, ya de por sí, se tuvo que abonar para poder ocupar la vía pública.

Así pues, acudes al Juzgado a reclamar por un perjuicio ocasionado. Pagas tu correspondiente tasa por ello y al final te encuentras con que se condena al contrario a que te abone una cantidad un poquito superior al precio que marca en un escaparate la biografía de Belén Esteban…

Una realidad. Y no olvidemos que acudir a la Justicia a veces no es un capricho, sino una absoluta necesidad.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario